25 ago. 2014

Haciendo Tiempo / De Hombre al Hombre

Haciendo Tiempo

".... ¿Cómo puede ser que yo haya estado pensando
 un cuarto de hora, eh Bruno?
¿Cómo se puede pensar un cuarto de hora
 en un minuto y medio? ..."
J. Cortázar.  (El Perseguidor)

Llueve en esta esquina.

Cruzando la calle
me espera una mujer
con piernas de alambre
para negarme una promesa.
En la otra vereda,
donde no llueve,
un hombre me odia
porque mis palabras
Le mostraron su alma.
En el fondo de mi taza
la borra me hace señas desesperadas
para que lea en ella
sobre los destinos que nunca pariré.

Gotas de estaño
resbalan por los vidrios.
El espíritu de una mosca,
físicamente ausente,
me ronda la cabeza.
Por vez cuatrocientos noventa
perdono a un mozo grosero.
Pronto llegará el ojo por ojo
y mostraré mi cobardía.

Del otro lado de la calle
alguien cree que ganancias y pérdidas
equilibran el balance...
una palabra empuja a la otra
una letra niega a la otra
la respuesta perfecta
tal vez carezca de sonido.

Todo está ocurriendo nunca
demasiado rápido
bajo la lluvia.
Aún no ha llegado la hora
de que mi sombra me sea devuelta
y estoy muy solo para cruzar la calle.


Llueve en esta esquina.
No tiene sentido sentir
esta inmensa eternidad.

[pág. 17 de Hombre al Hombre]

2 comentarios :

  1. Me encanta este poema tuyo que pudiera ser tan apropiado para lo que yo llamo Los motivos de la lluvia... te admiro y te quiero a partes iguales.

    ResponderEliminar
  2. Todo suyo, para usar con o sin paraguas. Abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por estar, por ser, por leer y por escribir.